En un artículo anterior ya te hablamos brevemente del home staging y como esto puede ayudarte a promocionar de mejor manera tu propiedad, ya sea que la quieras vender o arrendar.

El home staging son técnicas que permiten mejorar la imagen de un inmueble de manera de captar la atención de futuros compradores o arrendatarios. Estas técnicas se pueden aplicar en oficinas, locales comerciales, viviendas nuevas o usadas y sea que estén amobladas o vacías.

Con esta estrategia se busca crear espacios organizados, cómodos, limpios, frescos, bien iluminados y con un ambiente agradable que faciliten la decisión del potencial comprador en los primeros noventa segundos de la visita.

El cliente debe de poder imaginar las dimensiones reales de las habitaciones para que pueda visualizar claramente la utilidad de los espacios. La mayoría de gente no logra imaginar una posible distribución sin mobiliario.

Como ventaja del home staging, es que puedes conseguir un mejor precio ya que no hay muchos puntos que negociar por algún desperfecto o deterioro y por otro lado, se logra tener una mejor percepción del inmueble.

La percepción a primera vista de la propiedad con home staging, permite competir de mejor manera que una propiedad que no utiliza estas técnicas y por ende logran vender o arrendarse más rápido.

Finalmente, la inversión que te puede suponer realizar esta estrategia en una vivienda es mínima comparada con el potencial incremento del beneficio a la hora de venderla.